Cuáles son las frutas con menos carbohidratos

¿Cuáles son las frutas con menos carbohidratos?

Hoy en día, los hidratos de carbono o carbohidratos están un tanto satanizados, pues muchas personas los asocian con el rápido aumento de peso, sin embargo, estos son indispensables para la transformación de energía y otras funciones, es decir, que de ninguna forma puedes sacarlos de tu dieta, solo disminuir su cantidad, lo que debe ser regulado por un profesional. 

Para ello las frutas serán tus mejores aliadas, pues son alternativas saludables que no suelen tener tantas calorías, no obstante, esto depende de la fruta, motivo por el cual te presentamos algunas de las frutas con menos carbohidratos.

  • Sandia: ideal para los planes de pérdida de grasa por su bajo contenido de carbohidratos, y un contenido de 92% de agua, con grandes propiedades para la salud cardiovascular, efecto diurético, y mejora del sistema inmunológico.
  • Fresa: más del 90% de su composición es agua, además es rica en vitaminas, minerales, antioxidantes y ácido fólico. Posee altos contenidos de fibra, bajos niveles de azúcar y propiedades beneficiosas para la piel.
  • Aguacate: tiene un alto contenido de grasas saludables, que aportan diferentes vitaminas y minerales, también contribuye a regular el tránsito intestinal, y controlar el peso, siendo el gran compañero de quienes practican dietas cetogénicas.
  • Melón: se caracteriza por tener alto contenido de agua, y bajo valor calórico, destaca por contar con propiedades idóneas para el sistema nervioso, favorecer la formación de glóbulos rojos y tener gran poder diurético.
  • Kiwi: favorece el sistema inmunológico, ayuda a superar la anemia, regula la digestión, mejora la circulación, estimula la producción de glóbulos rojos, y sobre todo, posee un alto contenido de agua y bajo valor calórico.
  • Tomate: algunos la consideran fruta y otros exponen que es una verdura, sin embargo, lo cierto es que posee bajo contenido de carbohidratos, y altos niveles de vitamina A, a su vez es diurético, mejora la circulación sanguínea, y cuida la piel.